AMAR SIN JUSTIFICACIONES

febrero 2, 2018

Te amo, SEÑOR; tú eres mi fuerza. Salmo 18:1 [NTV]

PUNTO DE REFLEXIÓN

Este hermoso versículo, nos enseña algo muy importante sobre el amor sincero, puro y ofrecido sin contraprestación, que infortunadamente hoy en día, la gente tiende a confundir.

El salmista dice: «Te amo, SEÑOR», y después, le dice: «tú eres mi fuerza» Son dos afirmaciones de adoración a Dios y la segunda no es una justificación de la primera. Hoy en día la gente dice: «te amo porque…-justificación-», es decir, aman mientras la otra persona «tenga algo que le pueda ofrecer a cambio» Te amo por tu belleza, por tu prestigio, por tu poder, porque me das placer, puedo tener riqueza, sustento, seguridad, etc., etc. ¿Pero y si aquello que le justifica, desapareciera, le amaría? El tal amor se esfuma, cuando la pareja ya no posee esas cosas, entonces no era amor sino un simple negocio.

¿Y QUÉ TAL TÚ?

¿Cómo es su amor…puro o justificable?

TAREA

Necesitas saber si tu amor está apalancado en algo o es puro y sincero. Las personas no podrán saberlo hasta que llegue el momento en que tu justificación se pierda, pero con Dios no es así, Él ya conoce nuestro corazón, por ello es importante aprender a amar sin justificación, es decir, aprender a amar sin esperar nada a cambio, aprender a dar, recibir y permanecer porque se ha elegido amar sin importar las circunstancias.

 

Etiquetas:

Leave a Comment