NO SE ALEJE DE DIOS

diciembre 27, 2016

En ese tiempo, Abías, hijo de Jeroboam, se enfermó gravemente. Por eso Jeroboam le dijo a su esposa: «Disfrázate para que nadie se dé cuenta de que eres mi esposa y ve a ver al profeta Ahías en Silo, el hombre que me dijo que yo sería rey. 1 Reyes 14:1-2

Jeroboam fue el rey que hizo altares paganos por todo Israel para que el pueblo no le abandonara. Dios le había concedido el reino, pero él se valió de artimañas para sostenerse como rey por sus propios medios. Seguramente cuando su hijo enfermó, pidió ayuda a sus dioses pero no halló respuesta, y entonces procuró encontrarla en Dios, pero ni aún con su hijo enfermo fue capaz de acercársele personalmente, la soberbia o la vergüenza de su pecado se lo impedían.

Alejarse de Dios es la  peor decisión que alguien puede hacer, pues perder la intimidad con Cristo, es perder la esperanza y la paz que sólo Él puede dar.

No sé cuánto tiempo lleva sin intimar con Jesucristo, sin hablarle y contarle sobre su vida, pero cada día que pasa le será más difícil. Ruego porque usted acepte a Jesús como su Señor y Salvador para anular toda soberbia o vergüenza y establezca una relación íntima con Él.

 

Leave a Comment