BOTANDO DIAMANTES

noviembre 27, 2016

En este mundo todo tiene su hora…Eclesiastés 3:1 [DHH]

Hay una historia de un hombre que iba caminando por un bosque y se encontró una bolsa, como estaba a media luz no pudo ver lo que había en la bolsa, al palpar pudo notar que eran piedras, así que siguió su camino y para entretenerse iba tirando las piedras contra los árboles para afinar su puntería. Al llegar al final del bosque y tener la luz del sol, pudo constatar que solo le quedaban dos de esas piedras, las cuales eran grandes y valiosos diamantes.

Adaptado del Libro Un mes para vivir. Kerry & Chris Shook.

¿Gasta o invierte su tiempo?

Hay un mal entre muchos empleados de empresas y es que pierden tiempo y por ello no se ocupan en la labor contratada y obviamente no dan los resultados esperados, causando a la empresa pérdidas en dinero irreparables.

Aquel que trabaja negligentemente, es como el personaje del cuento, que toman el tiempo (que se traduce en dinero que le pagan) y lo tiran como diamantes que después nunca se pueden recuperar, el daño es insalvable y causa daños estructurales en toda la sociedad.

Leave a Comment