¿CÓMO SE COMPORTA?

diciembre 21, 2016

En mi angustia clamé al Señor, y Él me respondió. ¡La salvación viene del Señor! Jonás 2:2, 9

Cada persona refleja un comportamiento específico ante situaciones que no puede solucionar, pero el creyente tiene algo particular: en la angustia clama a Dios y confía plenamente en la intervención salvadora de Jesús.

¿Cómo se comporta ante situaciones imposibles de solucionar? Existen dos tipos de conductas en las personas: (i) La conducta del incrédulo exterioriza constantemente estrés, irritación, quejas y llantos, denota claramente la desesperanza y el desaliento en todo tiempo porque no tiene a nadie a quién pedirle ayuda. (ii) La conducta del creyente en Cristo por un corto tiempo denotará malestar, pero cambiará dicho estado por aliento y esperanza, porque (a) su confianza estará puesta íntegramente en Dios, (b) su meditación estará centrada en las promesas de Dios, (c) su esperanza y su fe estarán fundamentadas en la intervención salvadora de Jesús.

La diferencia se dará de acuerdo al salvador que haya aceptado para su vida: Jesucristo es la única vía.

 

Leave a Comment