COMO UNA HORMIGA

julio 18, 2016

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo. 1 Timoteo 2:5-6

Un misionero cristiano estaba tratando de explicar a un hindú el hecho y la necesidad de la encarnación de Cristo Jesús. El hindú no entendía cómo Dios quiso y pudo hacerse hombre por más que el misionero se lo explicaba. Al ir caminando, distraídos, no se dieron cuenta de la proximidad de un hormiguero. El hindú, sin querer, tropezó con el hormiguero y lo desbarató. Las hormigas, como suele acontecer en estos casos, corrieron como locas y aturdidas de acá para allá.

El pobre hindú quedó consternado por lo sucedido y exclamó:

-¿Cómo podría decir yo a estas hormigas que no he querido hacerles este daño, que ha sido impremeditado y que deseo hacer algo para ayudarles?

Aquí aprovechó el misionero cristiano para decirle:

-Amigo, sólo hay una manera, y es que usted tenga el deseo y el poder de hacerse hormiga como una de ellas y estando en esa condición, les hable como ellas hablan y les explique que usted las ama y quiere ayudarlas. Al hindú se le iluminó el rostro en este momento, pues empezaba a comprender el hecho de que Dios se hizo hombre para comunicarse y relacionarse con nosotros y enseñarnos el camino de la vida eterna.

Adoptado del libro 502 Ilustraciones de José Luis Martínez. Cuento 6.

Lo que hizo Jesucristo, para darnos la salvación es impagable, no existe nada ni nadie que lo pueda dar (pagar), solo Dios mismo. Y la manera que Él lo hizo fue haciéndose hombre para que pudiéramos entender lo que significa la salvación para cada uno. Lamentablemente muchas personas no quieren entender lo que Él hizo. No tenemos excusa, Jesús se hizo hombre para darnos la salvación, ¿quieres aceptar a Jesucristo para recibirle en tu ser y sea tu Señor y Salvador?

Leave a Comment