CON PASÍON

mayo 31, 2016

Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Marcos 12:30

Decían los griegos cuando alguien moría para determinar el sentido de su existencia: ¿Vivió con pasión? Esa pregunta nos debe llevar a considerar que tan apasionados somos y ello como se refleja en las cosas que hacemos. Cuando tenemos a Dios en nuestro corazón y estamos convencidos que todo lo que hacemos es para Él [Colosenses 3:23] se nos notará la pasión. Más cuando no es así entonces será estrés lo que nos gobierna y lo que haremos será para satisfacer a otras personas o para obtener cosas materiales y obviamente Dios no es la razón de la pasión.

Dios quiere corazones apasionados que le honren a Él, no quiere limosnas y menos amores obligados. Jesús desea un amor total, un amor con pasión, quiere que estemos con Él porque nos agrada estar con Él. Jesús quiere estar con nosotros porque le amamos con pasión y no por obligación o porque necesitamos algo de Él o porque le tememos. ¿Eres un apasionado porque deseas honrar a Dios?

Leave a Comment