CON TODAS LAS FUERZAS

julio 29, 2016

Finalmente, confíen en el gran poder del Señor para fortalecerse. Efesios 6:10

Un padre andaba construyendo una casa y le pidió a su hijo que le ayudara.

-Hijo, tráeme aquellas piedras grandes para que yo pueda seguir edificando -le dijo.

El hijo fue a cumplir con lo ordenado por su padre. Intentó levantar las piedras pero no pudo con ninguna. Volvió a donde estaba el padre y le informó de que no podía con aquellas piedras. El padre le insistió, diciéndole:

-Hijo, prueba con todas tus fuerzas y verás que sí puedes.

-Padre, ya lo he intentado, lo hice con todas mis ganas y no pude -respondió el muchacho.

-Inténtalo otra vez -insistió el padre-, pero hazlo con todas tus fuerzas.

El hijo, obediente, volvió al lugar donde se hallaban las piedras y probó con una, pero no pudo, probó con otra, y sucedió lo mismo. Regresó y le dijo al padre lo que había sucedido: -Padre, -dijo con lágrimas en los ojos-, probé con todas mis fuerzas y no pude levantarlas. ¡Lo siento, pero no puedo!

-Hijo -respondió el padre-, yo te dije que probaras con todas tus fuerzas. Todas tus fuerzas son las tuyas más las mías y todavía no me has pedido que te ayude.

Adoptado del libro 502 Ilustraciones de José Luis Martínez. Cuento 26.

¿Cómo enfrenta sus problemas: con “sus fuerzas” o con “todas las fuerzas”? Y todas las fuerzas, para un hijo de Dios, son con Su Fuerza sumado a nuestra fuerza, así podremos vencer, alcanzar, triunfar sobre todas aquellas cosas que en la vida se nos van presentando.

Leave a Comment