CREERLE A LA BIBLIA

septiembre 14, 2018

Obedeceré tus decretos; ¡por favor, no te des por vencido conmigo! Salo 119:8 [NTV]

Oí hablar en cierta ocasión de un matrimonio que llegó a tener una Biblia. Ninguno de los dos esposos la había conocido antes. El marido empezó a leerla en su hogar. Unos días después se dirigió a su esposa y le dijo: “Amada, si este libro es verdad, estamos equivocados”. Continuó la lectura de la Biblia y al cabo de unos días más habló nuevamente a su esposa en estos términos: “Si este libro es la verdad, estamos perdidos.” Con más avidez que nunca prosiguió estudiando el libro hasta que, una noche, exclamó: “Amada esposa, si este libro es la verdad, ¡podemos ser salvos!”[1]

Y usted, ¿le cree a la Biblia? No leerla, lo ubica en la misma posición del analfabeto; leerla y no aceptar su verdad, lo ubica en la posición del necio; leerla, estudiarla y entenderla, pero no querer aceptar como la Verdad impartida por Dios para toda persona que pueda salvarse, lo ubica en la posición del rebelde que se niega a obedecer a Dios, y obviamente “compra” por decisión propia la perdición de su alma.

Es necesario someterse humildemente a toda Autoridad de Jesucristo, eso significa deponer todos los conocimientos que haya recibido y con humildad escuchar lo que Dios le “habla” por medio de Su Palabra, la Biblia.

Autor: Gonzalo Arbeláez O.

[1] Tomado del libro “500 ilustraciones” de Alfredo Lerín. Esposos que se convierten por leer la Biblia. No. 60

 

Leave a Comment