¿CUÁL ES SU LEY?

julio 17, 2016

Y ya no soy yo quien vive, sino que es Cristo quien vive en mí. Gálatas 2:2

Muchas personas (sin Cristo y sin la Ley de Dios), se toman esta canción como un himno a su rebeldía contra el Señor: “con dinero o sin dinero hago siempre lo que quiero y mi palabra es la ley” Los incrédulos creen que pueden hacer lo que quieran y por eso su adoptan como principios de vida los que ellos mismos construyen a su antojo, solamente las leyes humanas los pueden controlar (y eso en unos casos, porque a veces éstas también las controlan pagando coimas para evitar ser condenados o multados) con esta base la Ley de Dios no es primordial o no la tienen en cuenta.

Más con los hijos de Dios es distinto, porque hemos entregado nuestra vida al Señor Jesús y somos conscientes plenamente que ya no nos pertenecemos sino que Él es nuestro Señor y vive en nuestro ser. Aunque somos capaces de pecar, nos abstenemos porque nuestros miembros le pertenecen a Cristo Jesús.

¿Usarías algo que no te pertenece para hacerle daño al dueño de ello? No es coherente tomar cosas ajenas para hacer daño y mucho menos para dañar a quien le pertenecen. Si vamos a usar nuestros miembros que sean para glorificar, alabar y honrar a Jesús.

Leave a Comment