DIOS ES NUESTRO SEGURO

julio 25, 2016

Pues tú has sido mi refugio, un lugar seguro cuando estoy angustiado. Salmo 59:16

Un cristiano que vivió en el tercer siglo de nuestra era, cuenta que cuando era perseguido por los soldados del emperador romano se fugó a unos escarpados montes donde lo acorralaron. Creyendo que había llegado su fin se metió en una cueva para orar y pedirle ayuda a Dios. Desde dentro miró hacia la pequeña abertura por donde había pasado y vio como unas grandes arañas estaban tejiendo su tela, lo cual hicieron con tan gran habilidad y rapidez que en unos pocos minutos quedó la entrada de la cueva cubierta. No tardaron los soldados en llegar y cuando uno sacó su espada para cortar la tela de araña, su capitán le dijo: “Tonto, ¿no ves que por aquí no ha pasado nadie desde hace tiempo? No perdamos el tiempo aquí.” Y se fueron. Años después, este cristiano testificaba acerca de su milagroso escape y escribió: “Donde Dios está, una tela de araña es un muro y donde Él no está es como una telaraña” Aparte de Dios, en último término no existe seguridad en nada.

Adoptado del libro 502 Ilustraciones de José Luis Martínez. Cuento 19.

La manera como Dios actúa a nuestro favor no puede ser evaluada por nuestros ojos incapaces de ver Su intervención divina y milagrosa. No caigamos en el error de pedirle a Dios el cumplimiento de nuestros deseos al pie de la letra, debemos estar confiados en que Él procede para darnos lo mejor [Romanos 8:28], así nosotros no lo podamos percibir con nuestros ojos humanos, debemos estar atentos a ver con los ojos del Espíritu.  

Leave a Comment