DIOS TE CONOCE

agosto 22, 2016

Tú creaste las delicadas partes internas de mi cuerpo y me entretejiste en el vientre de mi madre. Salmo 139:13

Se cuenta la historia de un joven que estaba trabajando debajo del chasis de su “Ford T” tratando en vano de que anduviera. Después de un largo rato, un elegante automóvil se detuvo junto a él. Un caballero muy bien vestido bajó, fue hacia el joven y, observando la dificultad, le dijo que hiciera un pequeño ajuste en la regulación del motor. Con cierta desgana obedeció el muchacho. “Ahora”, le dijo el caballero, “su automóvil andará.” El “Ford” arrancó inmediatamente. Sorprendido el muchacho de que el caballero supiera tanto de mecánica le preguntó quién era. Tranquilamente el hombre le contestó: “Yo soy Henry Ford. Inventé ese automóvil y conozco a fondo su mecanismo.”

Existe Uno que nos conoce perfectamente, ya que él nos hizo.

Adoptado del libro 502 Ilustraciones de José Luis Martínez. Cuento 39.

¿A quién acude cuando no encuentra solución a sus problemas? Hoy en día hay infinidad de profesionales que afirman saber cómo solucionar los problemas del hombre, pero ninguno de ellos sabe cómo solucionar los propios. Tenemos que acudir a Aquel que nos ha hecho, Él sí sabe cómo reparar nuestros defectos, y utiliza profesionales que ceñidos a Su Voluntad les dará la respuesta. Acudamos a nuestro Creador, Él sabe cómo arreglar “nuestro motor”

Leave a Comment