¿DUEÑO O MAYORDOMO?

mayo 21, 2018

Su señor le respondió: Muy bien, empleado fiel y cumplidor. Has sido fiel en lo poco, te pondré al frente de mucho; pasa a la fiesta de tu señor. Mateo 25:21 [NBE]

Una vez llevaron al Dr. Johnson a un “tour” en una finca de lujo. Recorrió la mansión y los jardines bien cuidados. Entonces se volvió hacia sus amigos y dijo: “Éstas son las cosas que hacen que morir sea difícil”.[1]

¿Y QUÉ TAL TÚ?

¿Qué eres: dueño o mayordomo? Definitivamente creer que somos dueños de las cosas de este mundo, hace que se nos dificulte desprendernos de ellas, las queremos tener siempre o tener más cantidad. Una vida con un propósito alejado de la voluntad del Señor, puede llevarnos a convertirnos en avaros, codiciosos o envidiosos y el enfoque estará en las cosas (de Dios) más no en Él, lo cual conlleva a una adoración errada en los bienes y no en adorar al Dueño. Lamentablemente eso conduce a que las personas se crean dueñas de las cosas, y no acepten su rol de mayordomos del Dueño de las cosas, de Jesucristo.

Para cambiar esta actitud errada, es importante entender claramente cuál es su rol, cuál es su confianza en Jesús y lo que puede hacer para cumplir el propósito para el cual fue creado, y es dar, servir y amar a su prójimo, esto es evidente testificando de Jesús, con lo que puede hacer con lo que tiene, con lo que hace y con lo que es.

[1] MacDonald, William, El verdadero discipulado, Editorial CLIE, 2008. ProQuest Ebook Central.

Leave a Comment