EL ALACRÁN Y EL MAESTRO

noviembre 30, 2016

 Jesús dijo: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen». Lucas 23:24

Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó. Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose.

El maestro intentó sacarlo otra vez, y otra vez el alacrán lo picó. Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo:

“Perdone, ¡pero usted es terco! ¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua lo picará?”

El maestro respondió:

“La naturaleza del alacrán es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar” Y entonces, ayudándose de una hoja, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.

¿Ha cambiado su naturaleza porque le han hecho mal o por la maldad de otros? Es increíble pero muchas personas cambian su naturaleza de bondad y amor por la naturaleza de maldad de aquellos que los agreden. Si permitimos que nuestra naturaleza cambie entonces también nuestra identidad cambia, es decir no puede afirmar que es cristiano si actúa como un alacrán, y lo peor es que el mal ha ganado un integrante más para su equipo conquistando más terreno en este mundo, y pasamos de ser los buenos a ser los alacranes que picamos, porque ya no daremos si no que como el alacrán picaremos con el veneno ponzoñoso de la envidia, el egoísmo y la maldad.

Leave a Comment