EL AMOR SEGÚN DIOS

mayo 20, 2017

En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. 1 Juan 4:9

¡La palabra amor es utilizada en situaciones tan diversas que ya no se sabe muy bien lo que se quiere dar a entender con ella!
De una manera general, a menudo el amor es selectivo; se ama sólo a personas amables. Puede ser egoísta; a menudo amamos a los demás por lo que nos dan. Este amor humano es frágil. Por ejemplo, ¡cuántos estragos hace en los hogares! Se promete amarse durante toda la vida, pero un simple malentendido lo pone en tela de juicio.
El amor de Dios no tiene nada en común con el amor humano. Oír que Dios nos ama puede parecer incomprensible a ciertas personas. Sin embargo, la Biblia afirma: “Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8).
Dios no nos ama en función de lo que le damos o hacemos por él, ni a causa de nuestra buena conducta; nos ama porque él “es amor” (1 Juan 4:8). Nos ama tal como somos; y este amor, que se halla expresado en el don de su Hijo en la cruz, es indestructible.
¡Lector, quienquiera que sea, nunca olvide que Dios lo ama! Incluso si no es consciente de ello, si cree que esto no le concierne, él lo ama y lo amará hasta el fin de sus días. Dios no es hombre para mentir, no decepciona jamás. Él espera que usted confíe en él. No hay pecado más grande que rechazar el amor de Dios, y esto sería exponerse a la perdición eterna, lejos del amor de Dios.
“Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante” (Efesios 5:2)

Tomado de: La Buena Semilla

Leave a Comment