EL AUTODAÑO

julio 16, 2017

Ahora, pues, así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: ¿Por qué hacéis tan grande mal contra vosotros mismos…Jeremías 44:7 [RV60]

¿Queremos hacernos daño, teniendo pleno conocimiento de ello? Eso es necedad. Pero esa necedad nos daña nuestra comunión con el Señor, quien nos informa por medio de Su Palabra, todos sus mandamientos, lo que es bueno y lo que es malo para nosotros. Pero neciamente desobedecemos porque:

-No le creemos ni confiamos en Su Palabra. Por lo tanto elegimos creerle y confiar a lo que escuchamos o aprendemos del mundo o hasta nuestra propia experiencia sensorial.

-Nuestra relación con el Señor es pobre. La confianza se fortalece por medio del relacionamiento. Si nuestra relación con Jesucristo es pobre y débil, entonces no hay un conocimiento de Su Palabra y un arraigo de la misma por medio del Espíritu Santo, por lo tanto se le da cabida al conocimiento mundano y personal.

Relacionémonos sincera, efectiva y amorosamente con Jesucristo, leamos Su Palabra y oremos constantemente para conocer Su Voluntad así poder seguirle correctamente.

 

 

Leave a Comment