EL AUTORRETRATO

septiembre 23, 2015

»No hay condenación para todo el que cree en Él, pero todo el que no cree en Él ya ha sido condenado por no haber creído en el único Hijo de Dios. Juan 3:18

Rembrandt, el famoso artista holandés, pintó un cuadro de la crucifixión de Cristo. Captó de manera vivida la agonía del Salvador y Su sufrimiento en la cruz. Las expresiones de los que contemplaban a Cristo en aquel Gólgota reflejaban la crueldad y el dolor de la crucifixión. Una de las cosas más significativas del cuadro, aparte de la figura del Cristo agonizante, es al autorretrato de Rembrandt que figura entre los observadores en la penumbra. Esta fue la manera de decir de Rembrandt: “¡Yo también estaba allí, yo ayude a crucificar a Cristo!”

Tomado del libro “Una pausa en tu vida” Pablo Martini. Autorretrato de Rembrandt.

Aunque no estuvimos presencialmente en dicho acto, aquellas personas que estuvieron ahí, nos representaron como pecadores universales ante Dios.

Entender y aceptar que también estuvimos y fuimos participes de la crucifixión de Cristo, nos lleva a concientizarnos de nuestra posición ante un Dios Amoroso. Pero quien no quiera aceptarlo, se condena al rechazar la Salvación que nos ofrece el Señor Jesús. Juan 3:16-18

¿Yo también estuve ahí?

Etiquetas:

Leave a Comment