EL CABALLO Y EL VENADO

octubre 23, 2016

Prometen libertad, pero ellos mismos son esclavos del pecado y de la corrupción porque uno es esclavo de aquello que lo controla. 2 Pedro 2:19

En un tiempo el caballo tenía todo el pasto de la llanura solamente para él. Sucedió entonces que un venado se metió en su territorio y compartió su pasto. El caballo, deseando vengarse con el forastero, preguntó a un hombre si él quisiera ayudarle a castigar al venado. El hombre contestó que si él aceptaba recibir un fierro en su boca y consentía en llevarlo continuamente, él concebiría armas eficaces contra el venado. El caballo aceptó lo solicitado. Y a partir de aquella hora él encontró que en vez de obtener venganza contra el venado, se había esclavizado al servicio de hombre. Esopo.

¿De qué eres esclavo: del pecado o del Señor? La peor sociedad es aquella en la cual se sirve a alguien para hacer lo que se quiere, pero se pierde la libertad. Cuando el hombre acepta pecar se hace esclavo de sus sentidos (emociones y percepciones) pero también se hace responsable de sus consecuencias, así la propuesta “muestre” que no le pasará nada, ya sabe que al final estará sujeto a condiciones que no podrá quitar porque son inevitables.

La mejor sociedad es con Jesús, somos sus esclavos pero el Señor nos da todo (lo que es bueno)

¿A quién debemos servir? A Jesús, quien nos ofrece la vida y en abundancia.

Recuerda esto: Quien gobierna detrás del pecado, te desea engañar para matarte.

 

Leave a Comment