EL CENTINELA DE POMPEYA

febrero 19, 2017

Te he puesto como centinela para Israel. Cada vez que recibas un mensaje mío, adviértele a la gente de inmediato. Ezequiel 3:17

Ha pasado a la historia el gesto heroico del centinela de Pompeya. Cuando en el año 79 sobrevino la erupción del Vesubio y la lava inundó toda la región, un soldado romano quedó firme en su puesto. Su deber lo clavaba allí y la lava lo cubrió. Las excavaciones modernas hallaron en la postura de firme al centinela. El museo de Nápoles guarda, como valioso tesoro, el yelmo, la lanza y la coraza de este soldado que se dejó sepultar por la lava ardiente antes que manchar el honor del soldado romano.[1]

Reflexión:

Cuando aceptamos a Jesucristo como nuestro Señor, sentimos un enorme entusiasmo por anunciar Su evangelio a todas las personas con las que hablamos, no dejamos escapar oportunidad alguna para hablarles de Cristo y Su evangelio. Poco tiempo después recibimos las embestidas del enemigo y muchos se desaniman, sienten temor o se resienten porque reciben aguijonazos que no esperaban, creían que al anunciar el evangelio no habría contratiempos. Pero es todo lo contrario, nuestra condición ahora como hijos de Dios nos hace objetivos militares del enemigo, ahora más que nunca desea destruirnos y acabar con nuestra vida y con nuestra paz.

¿Cuál es entonces la posición que tomamos ante las circunstancias adversas por los ataques del enemigo? He ahí un ejemplo edificante del centinela de Pompeya, quien cumplió con su deber hasta el final, su misión la tenía clara y no desertó, cumplió con su deber así tuviera que morir.

¿Estamos convencidos plenamente de que nuestra misión, cueste lo que nos cueste, consiste en ser centinelas del Evangelio del Señor, es decir, predicadores de Su Palabra? Si nuestro enfoque no es enseñar y hacer discípulos del Señor, ante los ataques del enemigo que generen problemas, tendremos el temible desaliento y ello nos hará renunciar a la misión de enseñar el Evangelio de Cristo [Mateo 28:20] ¿Estás plenamente enfocado en tu misión?

[1] Tomado y adaptado de http://www.motivaciones.org/MOTIV001/ctose1246.htm, el 17/02/2017

Leave a Comment