EL CERDO QUE QUERIA TRANSFORMARSE

febrero 20, 2017

Jesús le respondió: Te digo la verdad, a menos que nazcas de nuevo, no puedes ver el reino de Dios. Juan 3:3

Un pato le preguntó al cerdo:

-¿Cuándo te vas volver aseado y limpio? Fíjate que yo permanezco aseado continuamente, en cambio tú mantienes sucio, hueles mal y nunca te bañas.

El cerdo sonrojado le dijo:

-Pato, tienes razón, tú siempre estás limpio, reluciente y hueles bien. Me agradaría ser como tú, ¿sabes qué?, desde mañana empezaré a ser como tú.

Y los años pasan y el cerdo sigue siendo cochino y el pato permanece limpio. Porque es cuestión de ser y no de querer ser.

Reflexión:

Así hay personas que aunque ya están convencidos que necesitan un cambio radical en sus vidas, cada vez que se les invita a cambiar aplazan su conversión. Aunque ya saben lo que deben hacer para generar el cambio de lo que quieren ser no lo pueden lograr, por ello todo queda solo en deseos, por eso si no existe una verdadera voluntad y actitud para cambiar, todo quedará en deseos.

¿Necesita cambiar…ser transformado? Hay una única solución: Llegar a Jesucristo y entregarle todo lo que tenga, ello incluye por supuesto su ser, es decir su vida totalmente, para que Él le dé una nueva vida. ¿Desea ser una nueva criatura, dejar el pecado que le atormenta? Es necesario, dice Jesús, nacer de nuevo. Clame a Él, invóquele y ore sinceramente desde su corazón, pídale que le tome y le haga nacer de nuevo, como hijo de Dios.

Leave a Comment