EL CHINO QUE PREDICABA

enero 27, 2017

Como ven, no andamos predicando acerca de nosotros mismos. Predicamos que Jesucristo es Señor, y nosotros somos siervos de ustedes por causa de Jesús. 2 Corintios 4:5

Un cristiano chino contó cómo ganaba él almas para Cristo. Dijo: “Me pongo de rodillas y le hablo a Dios de la gente, entonces me pongo de pie y le hablo a la gente de Dios”

Cuando ya sabemos que Jesucristo es nuestro Señor y Salvador, y el valioso rol que Él representa, entonces ¿qué nos queda por hacer? Tal cual como el chino, orar a Dios por los incrédulos y hablarles a otros del Señor de lo que Él representa en sus vidas. Dos tareas fundamentales de todo creyente, que si no está cumpliendo puede ser que haya una disfunción en su vida espiritual.

Leave a Comment