EL DESESPERO DEL INCRÉDULO

octubre 19, 2015

El artista Washington Alson gastó más de doce años intentando pintar la escena de la fiesta de Belsasar, y después dejó el trabajo sin terminar. Se dice que la dificultad principal que el genio del artista no pudo vencer, fue la desesperación del rey condenado. Muy bien pudo ser así, porque fue la desesperación de un espíritu perdido, que repentinamente estaba cara a cara con el juicio retributivo de Dios escrito por una mano misteriosa de otro mundo. ¿Cuál artista puede retratar esto en la expresión de un rostro humano?

Versículo para tener en cuenta:

…y el rostro se le puso pálido del susto. Daniel 5:6

Punto de Reflexión:

Cuando alguien no sabe cuál es su destino, no sabe qué camino seguir, no sabe en qué creer, y la muerte es una cita más que espantosa. Un hijo de Dios, que ha tomado su decisión de seguir a Cristo, le teme a la muerte, pero no le teme a lo que sigue después de ésta, porque sabe certeramente que Jesús estará con él y le dará vida eterna.

¿Y qué tal tú?

¿Cuál es tu destino?

Etiquetas:

Leave a Comment