EL ENDEMONIADO GADARENO

diciembre 19, 2016

Cuando Jesús todavía estaba a cierta distancia, el hombre lo vio, corrió a su encuentro y se inclinó delante de Él. Marcos 5:6

En el capítulo 5 de Marcos, se nos narra la historia del endemoniado gadareno y de la salvación del hombre poseído, quien al ver a Jesús corre a sus pies, se hinca ante su Salvador, reconociendo su estado clama a Cristo para ser salvado. Aunque estaba poseído en su interior aún había una luz pidiendo rescate para ser salvado de tan nefasto estado. De esto podemos aprender lo siguiente:

(i) Sin importar cuál es su estado de pecado o qué tan esclavizado esté de algo, Dios le puede liberar si en su corazón hay sólo una partícula dispuesta para ser salvado. ¿Tiene un vicio que le tiene plenamente esclavizado? Jesucristo es tu salvación.

(ii) Es necesario reconocer a Jesús como su único Salvador, el Único capaz de liberarle de su pecado. ¿Reconoce a Jesucristo como su Único Salvador? Él es el único que te puede liberar y salvar de tu estado de pecado.

(iii) Debe existir en su corazón un sincero arrepentimiento, sino es así, su deseo por pecar será mayor que agradar a Dios y entonces seguirá pecando. Sepa esto: sin arrepentimiento por el pecado contra Dios, no puede existir Su perdón y sin perdón de Dios las personas se condenan para seguir pecando.

Leave a Comment