EL HOMBRE SIN CABEZA

noviembre 1, 2017

Profesando ser sabios, se hicieron necios, Romanos 1:22

UN CUENTO

En cierta ocasión el gobierno francés le encargó al escultor Augusto Rodin una estatua para la embajada en Italia.

El maestro aceptó el encargo, se dedicó a trabajar, esculpió un hombre sin cabeza y le puso por título “El hombre que anda”

El ministro de Bellas Artes no estuvo conforme con la obra y dijo que esperaba algo alegórico al lugar y a su función.

“Señor ministro, dijo Rodin, esté seguro de que un hombre sin cabeza es el símbolo perfecto de la diplomacia y de la política”

Y a pesar de las protestas del ministro, la estatua del gran maestro fue aceptada.

REFLEXIÓN

Hay quienes caminan por esta vida sin la guía y enseñanza del Señor Jesús…igual que la estatua de Rodin, caminan “sin cabeza”, la Biblia los denomina como personas necias, porque toman decisiones erradas al rechazar a Jesucristo en sus vidas, son necias porque su corazón no está dispuesto para adorar al Único que así lo merece: Jesucristo.

Dice el necio en su corazón: No hay Dios. [Salmo 14:1]

 

 

 

Leave a Comment