EL LEÓN Y EL MOSQUITO LUCHADOR

abril 21, 2018

Un mosquito se acercó a un león y le dijo: “No te temo. Y, además, no eres más fuerte que yo. Si crees lo contrario, demuéstramelo… ¿Qué arañas con tus garras y muerdes con tus dientes? ¡Eso también lo hace una mujer defendiéndose de un ladrón! Yo soy más fuerte que tú, y si quieres, ahora mismo te desafío a combate. Y haciendo sonar su zumbido, cayó el mosquito sobre el león, picándole repetidamente alrededor de la nariz, donde no tiene pelo. El león empezó a arañarse con sus propias garras, hasta que renunció al combate. El mosquito victorioso hizo sonar de nuevo su zumbido; y sin darse cuenta, de tanta alegría, fue a enredarse en una tela de araña. Al tiempo que era devorado por la araña, se lamentaba de que él, que luchaba contra los más poderosos venciéndolos, fuese a perecer a manos de un insignificante animal, la araña.[1]

VERSÍCULO DE APOYO

¡Estén alerta! Cuídense de su gran enemigo, el diablo, porque anda al acecho como un león rugiente, buscando a quién devorar.  1 Pedro 5:8 [NTV]

METÁFORA ESPIRITUAL

¿De qué presume Quien presume de grandes victorias contra “leones”, que se cuide de las pequeñas “arañas” que le pueden derrotar. Quien presume vencer grandes tentaciones, que preste cuidado a las que aparentan ser inofensivas y le atrapan como telarañas y le matan. No presuma, sea humilde y luche valientemente con cualquier tentación.

[1] Las cien mejores fábulas de Esopo. Esopo

Leave a Comment