EL LOBO QUE QUERÍA SER OVEJA

septiembre 7, 2018

Un lobo estudioso, observo un rebaño de ovejas y llegó a la conclusión que el mejor estilo de vida que había en todo el reino animal, era el de las ovejas. Entonces, se pasó a vivir con ellas y adoptó sus costumbres. Su primera prueba fue rumiar hierba las 24 horas del día. Como su estómago no era de oveja, masticaba y masticaba y no podía dormir, mientras que las ovejas dormían y rumiaban alternativamente. Y así siguió por mucho tiempo hasta que su estilo de vida fingido de oveja empezó a fastidiarle, y una noche se quitó su disfraz de oveja y salió corriendo al bosque a comportarse como lobo, a matar para comer carne, a aullar, a saciarse de sangre, y entonces, saltaba y gritaba de alegría.

Al otro día de nuevo se disfrazó de oveja y se unió al rebaño para comportarse como “oveja” Pero de vez en cuando salía escabullido por la noche a comportarse tal cual su naturaleza lobuna le exigía. Esta situación le tenía cansado, no podía seguir siendo hipócrita, quería ser oveja pero su naturaleza era de lobo, y entonces clamó al Señor, le pidió de todo corazón: “Señor Jesús, renuévame, cambia esta naturaleza que vive en mí, ya no quiero ser lobo, quiero ser hijo tuyo, Señor haz el milagro de convertirme y transformar este lobo que vive en mí, en oveja, hazme como una oveja, para amarte y adorarte, te ruego Señor, haz el milagro y sálvame”

Y el Señor Jesús le escuchó, y le tocó, e instantáneamente se hizo el milagro, cambio su naturaleza de lobo a oveja, transformó al lobo carnívoro en una oveja indefensa, el milagro fue una realidad.[1]

VERSÍCULO DE APOYO

Ahora pues, arrepiéntanse de sus pecados y vuelvan a Dios para que sus pecados sean borrados. Hechos 3:19 [NTV]

REFLEXIÓN

Una cosa es estar convencido y otra cosa muy distinta es estar convertido. Estar convencido es estar seguro en la validez de una opinión, de una idea o de un argumento, más eso no significa que se adoptará la postura y se actuará con base en ese convencimiento. La conversión significa transformarse, adoptar una postura que es de características totalmente diferentes a la naturaleza que una vez tuvimos. La conversión no proviene de la autonomía del hombre, sino de la disposición de su corazón para que el Señor le transforme en nueva criatura.

Muchas personas llamados cristianos están plenamente convencidos que Jesús es el Señor, pero cuando se les pide que adopten sus decretos y los apliquen en su diario vivir, no quieren porque no desean comprometerse, la razón es que, aunque están convencidos, no están transformados en nuevas criaturas, no han nacido de nuevo. Igual que el lobo, llevan una doble vida, van a las iglesias, alaban, oran, hablan como cristianos, pero cuando nadie los ve, actúan bajo la naturaleza de pecado que les posee, se disfrazan de cristianos (ovejas) pero cuando ya no están entre el rebaño, se comportan como pecadores (lobos) Por esa razón, necesitan ser convertidos, transformados, necesitan que Jesús les toque, que pasen de ser criaturas de Dios a hijos de Dios. Necesitan nacer de nuevo.

Y tú qué eres… ¿Convencido o Convertido? Pide el toque, Jesús hará el milagro…

SUSTENTO DEL DÍA

Jesucristo Rey Todopoderoso, Majestad Soberana, transforma mi ser, quita de mí este lobo que vive en mí, hazme hijo tuyo Dios mío, Padre Santo, ya no quiero vivir la vida de pecado que me esclaviza por mi naturaleza y estar disfrazado para mostrar lo que no soy. Señor haz el toque, haz el milagro en mí, que viva en mí tu Espíritu y muera en mí el pecado.

Valor a aplicar: La fe, que está anclada totalmente en Jesucristo, y se confía que Él es el único Salvador, el cual puede transformarnos en hijos de Dios,

Anti Valor: La hipocresía, la condición de creerse salvo, por adoptar comportamientos moralmente correctos para los demás, pero internamente su ser está gobernado por el pecado.

[1] De una predica del Pastor Alejandro Bullón

Leave a Comment