EL NAUFRAGO

abril 11, 2018

Un náufrago logró llegar a una isla inhabitada. Con mucho esfuerzo construyó una choza v para protegerse y guardar las pocas cosas que había conseguido rescatar. Desde allí, contemplaba, constantemente y en oración, el horizonte con la esperanza de que un barco se asomara. Al regresar una tarde, luego de haber salido a buscar algo para comer, se encontró con que su choza estaba completamente envuelta en llamas. No obstante, por la misericordia divina esta terrible tragedia se tornó en una gran ventaja. Temprano a la mañana siguiente, al despertar, vio un barco anclado a poca distancia de la isla. Cuando el capitán se acercó a la playa explicó: “Vimos tu señal de humo y vinimos.” Todo lo que el errante náufrago poseía tuvo que destruirse antes de que pudiera ser rescatado[1]

VERSÍCULO DE APOYO

Dios dispuso todo para bien. Génesis 50:20 [NTV]

METÁFORA ESPIRITUAL

¿Confío sinceramente en las promesas de Dios? La respuesta se verá revelada de la manera cómo reaccionamos a las calamidades. Si nuestra fe es firme y poderosa en Jesús, nuestra reacción será de paciencia, esperaremos confiados en Dios, confiaremos que Él nos dará la respuesta efectiva y que todo lo que nos sucede será para nuestro bien, todo al final habrá una resurrección, habrá una victoria sobre la muerte, sobre el mal. Nuestra fe revelará la paz, la paciencia y la esperanza, porque tenemos plena confianza en las Promesas del Señor.

[1] Más de 1001 ilustraciones y citas de Swindoll. Charles Swindoll. Grupo Nelson.

Leave a Comment