EL NEGOCIO DEL CREYENTE

marzo 26, 2018

Un día un amigo dijo a William Carey, que era zapatero remendón:

-Te quiero hablar muy en serio.

-Bueno de ¿qué se trata? – le dijo Carey.

-De que con este predicar continuo a la gente tú dedicas muy poco tiempo a tu negocio. Si atendieras mejor tu trabajo las cosas irían mejor.

A lo que Carey exclamó:

-No digas esto si quieres continuar siendo mi amigo. Mi negocio es engrandecer el Reino de Dios, y si remiendo zapatos es tan sólo mi ocupación para ayúdame a pagar los gastos.[1]

VERSÍCULO DE APOYO

No acumulen para sí tesoros en la tierra…Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo… Mateo 6:19,20

METÁFORA ESPIRITUAL

¿Cuál es tu negocio? Definitivamente el enfoque que debe tener todo creyente no debe ser en las cosas de este mundo, porque aquí somos forasteros y vamos de paso. Nuestro enfoque debe ser en acumular tesoros en el cielo, nuestros ojos deben estar án puestos en el más allá y no en este mundo. Estamos enfocados en ser como Jesús, en vivir como Él, en ser, tener y hacer todo para glorificarlo, honrarlo y albarlo siempre y en todo.

[1] La vida espiritual victoriosa. Josué Yrion.

 

Leave a Comment