EL PERDÓN PRIMORDIAL

julio 24, 2017

El que no está conmigo, a mí se opone, y el que no trabaja conmigo, en realidad, trabaja en mi contra. Mateo 12:30 [NTV]

El primer pecado  que todo individuo necesita reconocer para poder tener una correcta y efectiva comunión con Dios, consiste en  confesar que se ha rebelado contra Dios. Y por dicha rebelión, somos capaces de cualquier cosa contra Él, incluso de matarle o dejar que le maten sin levantar un dedo en su defensa.

Al reconocer nuestra rebelión contra Dios podemos entonces entender que nuestras acciones van en contravía de su soberanía y por ende somos pecadores contra Él.

Quien no acepte este primer principio de rebelión contra Dios no le buscará para que le perdone otros pecados, ¿con qué sentido? En definitiva, si no es capaz de reconocerlo como su Señor, obviamente tampoco le buscará.

Gonzalo Arbeláez O.

 

Leave a Comment