EL SECRETO

noviembre 16, 2016

Él contestó: «A ustedes se les permite entender el secreto del reino de Dios. Pero utilizo parábolas para hablarles a los de afuera…» Marcos 4:11

En estos versículos Jesús nos enseña un elemento diferenciador entre un creyente y un incrédulo, y es que el creyente escucha y entiende La Biblia, mientras que el incrédulo parece que leyera en chino, no puede entenderla, por eso no la lee. Esa posibilidad de entender, aceptar y creer en lo que lee en La Biblia, es por una sola razón: en su ser vive Dios, vive Su Espíritu Santo.

¿Sabe cuál es el secreto? Por medio de la fe, aceptar a Cristo como Señor y Salvador en su vida. Ese acto tan sencillo pero imprescindible, hace que cualquiera que reciba a Jesús en su ser, pueda entenderle, aceptarle y creerle a Su Palabra.

Leave a Comment