EL TAMAÑO DE LOS ENEMIGOS

junio 4, 2018

Luego Goliat, un campeón filisteo de Gat, salió de entre las filas de los filisteos para enfrentarse a las fuerzas de Israel. ¡Medía casi tres metros de altura! 1 Samuel 17:4

Siempre tendremos problemas y queramos o no, siempre debemos enfrentarlos. El problema no es el problema como tal, sino con quien vamos a enfrentarlos, ¿solos o con el Señor Jesús?

Los israelitas no se animaban a enfrentar a Goliat, porque lo veían como un rival imposible de vencer. Algo fundamental les hacía falta: Fe en el Señor y por eso estaban condicionados a sus fuerzas, las cuales eran absolutamente inferiores a las de Goliat. Si no se tiene fe plena y absoluta en Jesucristo para enfrentar los problemas, nunca serán vencidos.

¿Va a enfrentar un “Goliat”?

Primero: Tenga Fe. Acuda a Jesucristo y confíe que Él le dará la Victoria.

Segundo: Pídale a Dios. Sus fortalezas son dadas por Dios. Lo que usted tenga, así sea una minúscula piedra y una honda, serán necesarias en las Manos de Dios para darle la victoria.

Tercero: Agradézcale a Dios. De antemano reconozca que Él le dará la solución más adecuada para derrotar sus problemas. Eso es tener plena confianza y fe en Cristo Jesús.

Cuarto: Testifique de Jesús. Toda batalla que enfrentamos con Jesucristo, es un motivo para testificar de Él. No pierda la oportunidad para demostrar que Él es grandioso.

En medio de todos nuestros problemas, estamos seguros de que Jesucristo, quien nos amó, nos dará la victoria total. Romanos 8:37

Leave a Comment