EL TESORO

noviembre 15, 2015

Una vez se le contó a Lutero de cierto hidalgo que estaba enteramente sumergido en las tinieblas de la avaricia, tanto que cuando sus amigos le suplicaron que pensara en la Palabra de Dios contestó: “El evangelio no paga intereses” Luego dijo Lutero: “¿No tiene grano?” Y les contó esta fábula: En cierta ocasión el león hizo un banquete e invitó a todas las bestias del campo a que asistiesen. Entre los invitados había algunos puercos. El banquete consistía en platos delicados y deliciosos, pero los puercos preguntaron: “¿No hay grano?” “De la misma manera”, continuó Lutero, “en nuestros días hay hombres carnales. En el banquete del Señor les ofrecemos los platos más exquisitos, la salvación eterna, la remisión de los pecados y la gracia de Dios, pero semejantes a los puercos nos preguntan: ‘¿No hay dinero?’ Charles Spurgeon.

Versículo para tener en cuenta:

Donde esté tu tesoro, allí estarán también los deseos de tu corazón. Mateo 6:21

Punto de Reflexión:

El evangelio de la prosperidad es el “grano” que apetecen los hombres del mundo, pero lo rechazan porque no quieren conocer y probar el Evangelio puro y verdadero de Jesucristo, no está en nosotros criticarlos por su ignorancia, sino presentarles con amor y fe lo que Jesús les ofrece: la salvación eterna, la paz y el gozo de permanecer siempre con Él.

¿Y qué tal tú?

¿Estás presentando a Cristo a los demás?

Etiquetas:

Leave a Comment