¿EN QUIÉN PONE SU ESPERANZA?

agosto 24, 2016

¿Por qué estoy desanimado? ¿Por qué está tan triste mi corazón? ¡Pondré mi esperanza en Dios! Lo alabaré otra vez, ¡mi Salvador y mi Dios! Salmo 42:11

Hace algunos años, un submarino atómico de la Marina de los Estados Unidos se hundió frente a las costas de Massachussetts. Aquella maravilla de la tecnología moderna se convirtió en cárcel y sepultura de la tripulación, compuesta por más de cien hombres. Varios barcos especializados en salvamentos en el mar fueron enviados al lugar de la tragedia, pero eran incapaces de ayudar debido a la profundidad de donde estaba paralizado el submarino. Las comunicaciones iban y venían de fuera hacia dentro y viceversa. El oxígeno se agotaba. Después de diversos esfuerzos por sacar la nave a la superficie, de dentro del submarino vino la tremenda pregunta: “¿Hay alguna esperanza?” No, no la había, y allí quedaron encerrados y enterrados.

Adoptado del libro 502 Ilustraciones de José Luis Martínez. Cuento 47.

Nosotros los seres humanos similares al submarino estamos “atrapados” con nuestro cuerpo mientras vivamos en este mundo y todos –sin excepción – al final iremos a la sepultura y en algún momento disertamos sobre nuestra irrevocable muerte y nos da temor el no saber qué hacer, al igual que los tripulantes del submarino hacemos la pregunta: «¿Hay alguna esperanza?»

Los hijos de Dios hemos puesto toda nuestra esperanza en Jesucristo, es en Él en quien creemos que al dejar este cuerpo mortal, tendremos un nuevo cuerpo y una nueva vida, por medio de la resurrección para una salvación eterna.

 

Leave a Comment