HAGAMOS NUESTRA PARTE

noviembre 25, 2015

“Por cuatro años”, dice el doctor W. R. Hotchkiss, “he vivido solo en el África. Treinta veces he sido atacado por las fiebres, tres veces atacado por leones y varias veces por rinocerontes; no pocas veces los nativos me han tendido emboscadas y por cuatro meses no he visto una pieza de pan, teniendo que limitarme a comer todas las cosas, desde hormigas hasta rinocerontes; pero permítanme que les diga que con todo gusto pasaría otra vez por todas estas experiencias, a cambio del gozo de llevar la palabra Salvador y hacerla brillar en la obscuridad que envuelve a alguna otra de las tribus del África Central.” W. S. Ament.

Versículo para tener en cuenta:

En todo lo que hacemos, demostramos que somos verdaderos ministros de Dios. Con paciencia soportamos dificultades y privaciones y calamidades de toda índole. 2 Corintios 6:4

Punto de Reflexión:

  1. R. Hotchkiss, decidió predicar el evangelio en lugares remotos, con dificultades enormes, con peligros inminentes, y lo hizo por amor a su Salvador: Jesucristo. Nosotros también podemos hacerlo, y aunque las circunstancias sean totalmente distintas quizás perdamos el trabajo, amistades, prestigio, poder, detrimento financiero…pero hagámoslo por amor a nuestro Salvador, también debemos predicar el evangelio de Cristo, y asumir las consecuencias del amor por Él.

¿Y qué tal tú?

Perder por Cristo lo de este mundo no tiene precio. ¿Te atreves?

Etiquetas:

Leave a Comment