JESÚS ES MI SALVADOR

febrero 23, 2016

Versículo para tener en cuenta: Cuando Dios nuestro Salvador dio a conocer su bondad y amor, él nos salvó, no por las acciones justas que nosotros habíamos hecho, sino por su misericordia. Nos lavó, quitando nuestros pecados, y nos dio un nuevo nacimiento y vida nueva por medio del Espíritu Santo. Él derramó su Espíritu sobre nosotros en abundancia por medio de Jesucristo nuestro Salvador. Por su gracia él nos declaró justos y nos dio la seguridad de que vamos a heredar la vida eterna. Tito 3:4-7

Punto de Reflexión: En estos versículos se concentra la verdad de nuestra salvación y de nuestro único Salvador: Jesús. Somos salvos nos por obras que hagamos o hayamos hecho, sino porque Jesucristo por amor se ofreció en sacrificio para pagar Él mismo por todos nuestros pecados. Nuestras buenas o malas obras no serán causa para ser o dejar de ser salvo, dependemos de la gracia y misericordia de Jesucristo por medio de la fe.

Momento de…alabanza: Si por medio de la fe, ha aceptado a Jesucristo como Dios y como Señor en su vida, recibirá la Salvación de su alma, por lo tanto que sea ello un motivo para alabarle y agradecerle. ¿Le parece?

Oremos: Amado Padre, Señor y Soberano, Jesucristo, te alabo y te adoro con todas mis fuerzas, mi corazón, mi alma y mi espíritu, Tú eres hermoso, grande y poderoso. Sólo a Ti es mi adoración, mi alabanza y mi amor.

 

Etiquetas:

Leave a Comment