LA ALEGRÍA DEL CREYENTE

marzo 21, 2016

Versículo para tener en cuenta: Mis amados hermanos, pase lo que pase, alégrense en el Señor. Filipenses 3:1

Punto de Reflexión: ¿Puede sentir alegría por todo: “pase lo que pase”? Quizás no se angustia por aquellas situaciones que puede solucionar rápida y fácilmente. Si todos los problemas que llegaran a su vida, usted supiera cómo solucionarlos, sería una persona llena de alegría y viviría en paz. Pero el asunto es que no tenemos la capacidad para solucionar todos los problemas y mucho menos aquellos que están fuera de nuestras posibilidades, como una enfermedad, la muerte, la escasez de recursos, las guerras, los desastres naturales, etc.

¿Por qué entonces debemos estar alegres “pase lo que pase”? Porque nuestro Salvador es Dios, y Él puede y quiere, dar a cada uno la respuesta adecuada a sus necesidades. De igual manera que nos sentimos seguros y tranquilos para resolver un asunto cotidiano, igualmente debemos sentirnos seguros por fe en Cristo que Él dará la mejor solución a nuestras necesidades en el momento oportuno.

El secreto para permanecer alegre, está en:

(i) Tener fe en Jesús, creer que Él nos ayudará a resolver nuestros problemas, sin importar las circunstancias que vivimos.

(ii) Tener paciencia en Cristo, confiar que en el tiempo oportuno Jesús dará la respuesta adecuada a nuestras necesidades.

 

Etiquetas:

Leave a Comment