LA CONFIANZA Y LA VERDAD

agosto 29, 2015

11 ¿Qué les hace pensar que yo deseo sus sacrificios?—dice el Señor—.

13 Dejen de traerme sus regalos sin sentido. ¡El incienso de sus ofrendas me da asco! Isaías 1:11,13

En toda relación es fundamental la confianza, sin ella la relación se resquebraja y se rompe o se extingue. Existiendo la confianza, entonces hay sinceridad. Por eso una amistad debe estar ligada con la verdad en todos los aspectos, cuando ésta falla, falla la sinceridad y por ende la confianza, con los respectivos perjuicios que ello ocasiona.

¿Le habla a Jesucristo sinceramente? Si no es así, entonces no le tiene confianza, y por tanto su amistad con Él es hipócrita y sin sentido. Ir a Cristo con un falso arrepentimiento, es llevarle ofrendas falsas, por lo tanto es necesario hablarle sinceramente, expresarle lo que sentimos, creemos y queremos, no lo que religiosamente suena bello.

Oremos a Jesús sinceramente, así no suene bien, porque Él no desea sacrificios sin sentido, sino corazones sinceros.

 

 

Etiquetas:

Leave a Comment