LA FE EN CRISTO TRAE ANIMO Y ALEGRIA

febrero 20, 2016

Versículo para tener en cuenta: ¿Por qué voy a desanimarme y a estar triste? ¡Confiaré en Dios! Nuevamente lo alabaré. ¡Él es mi Dios y mi Salvador! Salmo 43:5

Punto de Reflexión: El desánimo y la tristeza son el resultado de la falta de fe en el Señor. ¿Acaso se sentiría desanimado y triste por algo que tiene asegurado? Por eso dice el salmista: «¡Confiaré en Dios!» Eso significa creerle plenamente porque está convencido que Él hará lo mejor. Posteriormente viene el resultado de esa confianza puesta plenamente en Él: «Nuevamente lo alabaré. ¡Él es mi Dios y mi Salvador!» Es decir, sus actos serán de ánimo y alegría, porque sabe que todo saldrá bien.

Siendo hijos de Dios, contamos con la Gran Fortaleza, la cual es Jesucristo, por medio de Él estamos amparados. Si nos desanimamos es porque no estamos creyendo ni confiando en Él.  Nuestra confianza se depositará en aquello que consideramos nos sacará del aprieto.

Medite: Cada vez que tenga un problema evalúe su actitud, su respuesta le ayudará para saber qué tan fuerte es la fe que tiene en el Señor Jesús. De acuerdo a la dificultad que se enfrenta, será el comportamiento y así será la magnitud de su confianza en Jesús.

Pregunta Clave: ¿De qué está dependiendo para enfrentar sus dificultades? Si es en Jesús, el desánimo no debe existir, sino la alabanza porque sabemos que Él nos dará la mejor respuesta.

Oremos: Señor, que mi fe y mi confianza en Ti no se desvanezcan ante las dificultades. Tú has creado el Universo, has resucitado y dado vida a muertos, has sanado y curado enfermedades imposibles… ¿Qué es mi problema ante tu Omnipotencia y Soberanía? Te alabaré Señor, porque grande y maravillosas son tus obras.

 

Etiquetas:

Leave a Comment