LA FE GENUINA

octubre 27, 2016

Me acuerdo de tu fe sincera, pues tú tienes la misma fe de la que primero estuvieron llenas tu abuela Loida y tu madre, Eunice, y sé que esa fe sigue firme en ti. 1 Timoteo 1:5

La fe genuina no se debe medir únicamente a través de actos religiosos o de bondad, pues muchas personas cambian su fe y fidelidad ante situaciones en las que deben presentar o confirmar a Jesús. Una persona sin la fe genuina no permanece firme en su fe cuando se requiere que predique de Cristo o cuando posee en su vida circunstancias difíciles.

Una fe genuina es el resultado de la vida de un creyente que decidió creerle a Cristo y le ha confiado su vida por lo que Él es y por lo que Él ha hecho en su vida.

Pablo testifica de la fe de Timoteo [V. 5] la cual confirma por la familia de fe y por su fe sincera. Seguramente Timoteo era un hombre fiel a Cristo y ello era notable en todos los ámbitos de su vida, Pablo lo confirma dándole el honor a su integridad como cristiano.

¿Hay personas (de mi familia y fuera de ella) que testificarían que tengo una fe genuina?

Leave a Comment