LA HORA FINAL

marzo 22, 2018

Porque soy recto, te veré; cuando despierte, te veré cara a cara y quedaré satisfecho. Salmo 17: 15 [NTV]

En sus últimas palabras, el famoso infiel francés Voltaire le dijo a su doctor: «Te daré la mitad de lo que valgo si me das seis meses de vida». Sus gritos fueron tan desesperados cuando le llegó su hora, que la enfermera que lo atendía dijo: «Ni por toda la riqueza de Europa querría atender a otro infiel en su lecho de muerte». Del mismo modo, las últimas palabras del escéptico inglés Thomas Hobbes fueron: «Si tuviera el mundo entero, lo entregaría para poder vivir un día más»[1]

¿Y QUÉ TAL TÚ?

¿Cómo estoy dispuesto para pasar a la eternidad? ¿Siento ansiedad por miedo a morir o por gozo por encontrarme cara a cara con Jesús? Voltaire y Hobbes mientras podían y estaban vivos no quisieron aceptar a Jesucristo como su Señor y Salvador, obviamente debe ser aterrador pasar a la eternidad sin la fe de que en el más allá hay una esperanza segura y firme que nos brinda paz, gozo, alegría y amor, la cual nos la brinda solamente el Señor Jesucristo, y ello se puede alcanzar solamente mientras estemos vivos en este mundo y podamos aceptar su Señorío y así recibir su salvación. Asegúrese de su salvación, reciba y acepte a Jesús.

[1] Disciplinas espirituales para la vida cristiana. Donald S. Whitney, J. I. Packer

Leave a Comment