LA ORACIÓN RESPONDIDA

mayo 27, 2018

Un viajero en China visitó un templo pagano en un día en que se celebraba un gran festival. Había innumerables personas que se acercaban a un ídolo raro, enmarcado en el altar sagrado, para adorarlo. El visitante notó que muchos de los devotos llevaban consigo tiras de papel, en las cuales había escritas oraciones, a mano o impresas. Estos devotos envolvían las tiras en bolitas de barro endurecido y las lanzaban al ídolo. El viajero preguntó cuál era el significado de este extraño proceder, y se le dijo que si las oraciones se quedaban pegadas al ídolo, las oraciones habían sido escuchadas; pero que si la bolita se caía, las oraciones eran rechazadas.[1]

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.  Filipenses 4:6 [NVI]

REFLEXIÓN

Debe ser desalentador y sentir la inequidad en carne propia, el querer comunicarse con Dios y Su respuesta dependa de mi puntería. Gracias a Dios Todopoderoso, el Señor que nos ama eternamente y sin condiciones por nuestras circunstancias, Él nos escucha y nos responde a todas nuestras necesidades conforme a Su Voluntad y de acuerdo al propósito por el que nos ha creado. Gracias al Señor Jesucristo, no es necesario que tenga una excelente puntería para escucharlo, para entenderlo, para recibir su respuesta y su ayuda, gracias porque tengo un Dios vivo, que es real en mi vida y no una cosa o ídolo que no responde.

[1] El cristiano de rodillas. Anónimo.

Leave a Comment