LA PALABRA DE DIOS

octubre 8, 2015

Pues la palabra de Dios es viva y poderosa. Es más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra entre el alma y el espíritu, entre la articulación y la médula del hueso. Deja al descubierto nuestros pensamientos y deseos más íntimos. Hebreos 4:12

Oí hablar en cierta ocasión de un matrimonio que llegó a tener una Biblia. Ninguno de los dos esposos la había conocido antes. El marido empezó a leerla Unos días después se dirigió a su esposa y le dijo: “Amada, si este libro es verdad, estamos equivocados”. Continuó la lectura de la Biblia y al cabo de unos días más habló nuevamente a su esposa en estos términos: “Si este libro es la verdad, estamos perdidos.” Con más avidez que nunca prosiguió estudiando el libro hasta que, una noche, exclamó: “Amada esposa, si este libro es la verdad, ¡podemos ser salvos!”

La Biblia es una guía para que el hombre pueda hallar a Dios, pueda ser salvo por medio de Jesucristo. Pero tal cual como el esposo del cuento, ante todo debe: (i) leerla, escudriñarla y conocerla; (ii) creer que es La Palabra de Dios y en ella puede confiar de que quien le habla es Dios mismo; (iii) reconocer que Su Verdad, aunque parezca cruda y dura, es para salvarle de la muerte eterna; (iv) y aceptar que Jesucristo, es Verdad, es Dios y es quien le puede salvar.

Etiquetas:

Leave a Comment