LA RANA OPTIMISTA

marzo 12, 2018

Dos ranas, una optimista y otra pesimista, cayeron al mismo tiempo en dos vasijas que contenían leche. La rana pesimista dice: “No puedo salir de este cacharro, porque las paredes son muy lisas. No puedo respirar en la leche, voy a asfixiarme, estoy perdida.” Y, en efecto, se asfixia y muere. La rana optimista no sabe tampoco qué hacer; pero como es optimista trata de hacer algo y se agita en todos sentidos. Como se está moviendo continuamente, bate la leche con tanto vigor que ésta se transforma en mantequilla. La rana entonces se sienta sobre la mantequilla y puede respirar libremente.

VERSÍCULO DE APOYO

Somos más que vencedores. Romanos 8:37 [NVI]

METÁFORA ESPIRITUAL

¿Cuál es mi actitud ante las dificultades: pesimista u optimista? El pesimista no tiene esperanza, por ello se rinde fácilmente ante las dificultades, su actitud es el resultado de desconfiar en un Dios Todopoderoso. Un cristiano no debería ser pesimista, porque de ese modo negaría su fe, su esperanza, la cual debe está puesta en Cristo. El cristiano debe tener una actitud optimista, puesto que su fe está puesta en Cristo, él reconoce con certeza que toda dificultad será vencida, no por su “optimismo”, sino porque cree en Jesús, el optimismo es entonces una evidencia de confianza y de reconocimiento que Cristo le dará la victoria.

Leave a Comment