EL REY CONCILIADOR

diciembre 19, 2017

Se cuenta que cierto emperador chino, cuando le avisaron que en una de las provincias de su imperio había una insurrección, dijo a los ministros de su gobierno y a los jefes militares que lo rodeaban:

-Vamos. Seguidme. Pronto destruiré a mis enemigos.

Cuando el emperador y sus tropas llegaron a donde estaban los rebeldes, él trató afablemente a éstos, quienes, por gratitud, se sometieron a él de nuevo. Todos los que formaban el séquito del emperador pensaron que él ordenaría la inmediata ejecución de todos aquellos que se habían sublevado contra él; pero se sorprendieron en gran manera al ver que el emperador trataba humanitariamente y hasta con cariño a quienes habían sido rebeldes. Entonces el primer ministro preguntó con enojo al emperador:

– ¿De esta manera cumple vuestra Excelencia su promesa? Dijisteis que veníamos a destruir a vuestros enemigos. Los habéis perdonado a todos, y a muchos hasta con cariño los habéis tratado.

Entonces el emperador, con actitud generosa, dijo:

-Os prometí destruir a mis enemigos; y todos vosotros veis que ya nadie es enemigo mío; a todos los he hecho mis amigos[1]

VERSÍCULO DE APOYO

Ya no los llamo esclavos, porque el amo no confía sus asuntos a los esclavos. Ustedes ahora son mis amigos, porque les he contado todo lo que el Padre me dijo. Juan 15:15 [NTV]

No hay un amor más grande que el dar la vida por los amigos. Juan 15:13 [NTV]

REFLEXIÓN

El rey de este cuento es similar al mismo Jesucristo en su rol de intercesor de paz para reconciliar al hombre rebelde con Dios. El gran pecado del hombre es su insurrección contra Dios, quien se niega a que Él gobierne de su vida y así se hace inevitablemente su enemigo. Pero ello Dios en su amor eterno se hizo hombre para reconciliarse con los rebeldes y envío a Su Hijo Jesucristo para que dejemos de ser sus enemigos y seamos sus amigos, más que eso, seamos (sus) hijos de Dios. 

Valor a aplicar: El amor “ágape”, el amor que se sacrifica por el prójimo para generarle bienestar y beneficios.

Anti Valor: El odio, el cual es promotor de actos de maldad para causar daño al prójimo.

 

[1] 500: Ilustraciones. Alfredo Lerin. Cuento 10. Página 17. Editorial mundo hispano. 2003.

 

Leave a Comment