LA SANGRE DEL CORDERO

febrero 7, 2018

Pero la sangre sobre los marcos de las puertas servirá de señal para indicar las casas donde ustedes estén. Cuando yo vea la sangre, pasaré de largo. Esa plaga de muerte no los tocará a ustedes cuando yo hiera la tierra de Egipto. Éxodo 12:13 [NTV]

PUNTO DE REFLEXIÓN

Aceptar a Jesucristo como Señor y Salvador, me da, por el hecho de creer que Él murió en la cruz y pagó por mis pecados, tal cual, como el cordero de la Pascua, el ser protegido de la muerte eterna, por Su sangre bendita. Ya Dios ve en el «marco de la puerta de mi casa» la señal de Cristo, nuestro Salvador. Esa señal que tengo en mí, es puesta por Cristo, no por mis «buenas obras», sino porque al creer en Él, puse toda mi confianza (fe) en Dios y acepté que solamente Jesucristo es Dios Todopoderoso y sólo Él me podía salvar de mis pecados.

¿Y QUÉ TAL TÚ?

¿Te cubre la sangre de Cristo?

TAREA

Recuerde que solamente la Sangre del Cordero, Jesucristo le salva de la muerte eterna. Dios le verá perdonado y digno de acercarse a Él, sólo por medio de la Sangre de Cristo. Por lo tanto, usted ahora ya está en la condición para determinar en qué o en quién ha puesto toda su fe para la salvación de su alma de la muerte eterna. Escoja a Cristo y deseche toda propuesta que no le tenga a Él únicamente como su Señor y Salvador.

 

Leave a Comment