LA ÚNICA ALTERNATIVA

marzo 16, 2016

Versículo para tener en cuenta: Cuando Jesús lo vio y supo que hacía tanto que padecía la enfermedad, le preguntó:

— ¿Te gustaría recuperar la salud?

—Es que no puedo, señor —contestó el enfermo—, porque no tengo a nadie que me meta en el estanque cuando se agita el agua. Siempre alguien llega antes que yo. Juan 5:6-7

Punto de Reflexión: Ante la pregunta de Jesús, el paralitico de Betesda se queja que no puede sanarse porque nadie le ayuda, ya reconoce el extremo de su imposibilidad absoluta. ¿Cuándo buscamos a Jesús: al final de toda esperanza o al principio de toda prueba? Necesitamos acercarnos a Dios desde el inicio de todo reto o dificultad, pero por nuestro orgullo no lo hacemos porque creemos que podemos valernos por nuestras propias fuerzas, porque nos creemos poderosos, fuertes, ricos, sanos y poderosos. ¿Tenemos que quedar totalmente imposibilitados para que Jesús nos recoja?

MOMENTO DE…ACEPTACIÓN 1.- Si reconoce que sin Jesús no es nadie ni tiene nada, podrá buscarle antes de cualquier reto o dificultad, y así podrá tomar Su Mano y Él le sustentará siempre, delo por un hecho.

2.- Seremos infinitamente ricos cuando entendamos que somos absolutamente pobres ante Jesús y que Él todo nos lo da, ahora prudentemente y en la vida venidera en perene abundancia.

Oremos: Gracias Señor porque aún enfermo, pecador caído y muerto, me diste tu Espíritu y me llenaste de vida, gracias por levantarme, gracias Señor por tu amor eterno.

Etiquetas:

Leave a Comment