DETRÁS DEL DINERO

agosto 31, 2018

Hay muchas cosas que el dinero no puede comprar. El dinero puede comprar una cama, pero no el sueño; libros, pero no inteligencia; comida, pero no apetito; galas, pero no belleza; una casa, pero no un hogar; medicina, pero no salud; placeres, pero no paz; lujos, pero no cultura; entretenimientos, pero no gozo; un crucifijo, pero no un Salvador; una iglesia, pero no el cielo.[1]

VERSÍCULO DE APOYO

Esto es lo malo del mundo: querer complacer los malos deseos; dejarnos atraer por lo malo que vemos y sentirnos orgullosos de lo que tenemos. Pero nada de eso viene del Padre, sino del mundo. 1 Juan 2:16 [PDT]

REFLEXIÓN

¿Cuál es su carrera, qué persigue tenazmente? Se nos ha educado erróneamente que el dinero es lo más importante, así nos digan que no, todos vamos cada día tras suyo. Algo debe estar mal en nosotros, que lo negamos, pero con nuestras acciones lo perseguimos, porque lo que realmente perseguimos no es el dinero, sino lo que con él podemos hacer, y no es otra cosa que tener cosas para sentirnos orgullos de ello.

Si reflexionamos y admitimos de que vamos corriendo como locos detrás de las cosas que se pueden obtener con dinero y estamos dejando a un atrás lo que realmente vale la pena, como a Dios mismo, a nuestras parejas, hijos, familias,…, nos puede hacer cambiar de enfoque y más bien meditar e ir tras lo que Jesús nos indica.

Autor: Gonzalo Arbeláez O. 

[1] Más de 1001 ilustraciones y citas de Swindoll: Maneras sobresalientes de martillar eficazmente su mensaje. Charles R. Swindoll

Leave a Comment