LO QUE VALE

noviembre 24, 2015

En la historia antigua, hay el relato de un valiente capitán cuya bandera estaba casi siempre en la primera línea de batalla; su espada era temida por sus enemigos, porque era el heraldo de la matanza y de la victoria. Su rey pidió una vez que le mostrara su espada. La tomó, con cuidado la examinó, y la devolvió con el siguiente mensaje: “No veo nada maravilloso en esta espada. No puedo entender por qué un hombre le puede tener tanto miedo.” El capitán envió la respuesta: “Vuestra Majestad se ha dignado examinar la espada; pero no le envié el brazo que la maneja. Si hubiera examinado ese brazo, y el corazón que dirige al brazo, habría entendido el misterio”

Versículo para tener en cuenta:

Pues todo hijo de Dios vence este mundo de maldad, y logramos esa victoria por medio de nuestra fe. 1 Juan 5:4

Punto de Reflexión:

La Biblia, es un libro que sin el Espíritu Santo guiando, enseñando y transformando, es un libro más. Por eso hay muchas personas que la leen, pero no ven más allá, porque no están siendo guiados por Dios. Para ver la Luz de Cristo, es necesario ser parte de Él.

¿Y qué tal tú?

¿Cómo lees la Biblia?

Etiquetas:

Leave a Comment