LOS DOS BALDES

enero 23, 2017

Dos de los hombres que exploraron la tierra, Josué, hijo de Nun, y Caleb, hijo de Jefone, se rasgaron la ropa y dijeron a todo el pueblo de Israel: «¡La tierra que atravesamos y exploramos es maravillosa! Números 14:6-7

Hay una fábula de dos baldes que eran usados para traer agua de una fuente. Uno se quejaba al otro:

-¿Te fijas que por muy llenos que salgamos de la fuente, siempre volvemos vacíos?

-No -respondió el otro-, yo me había fijado en que por muy vacíos que lleguemos, siempre regresamos llenos”

¿Cuál es tu actitud ante las circunstancias?

La actitud lo cambia todo. El cuento de los dos baldes, es similar a lo que ocurrió con Josué, Caleb y los otros diez hombres cuando fueron a inspeccionar la tierra que Dios les había entregado, la actitud fue la que determinó la decisión de tomar esa tierra o no. Josué y Caleb traían buenas noticias porque su actitud estaba revestida de fe y valentía, porque se habían alimentado de confianza en Dios, porque su comunión con Él les demostraba Su intervención a su favor en todo; mientras que los otros diez, llevaron solo malas noticias y miedo, porque su actitud estaba revestida de incredulidad, porque no tenían una correcta relación con Dios, por lo tanto le desconocían y por eso su esperanza y su fe era nula.

La actitud que adoptamos depende de la relación que hayamos desarrollado con Jesús en nuestra vida, evalúe cómo enfrenta sus dificultades y percibe las oportunidades. Dependiendo de eso puede determinar si su relación con Dios es viva y real o solamente religiosa y vacía.

 

 

Leave a Comment