MI GIGANTE ES JESUCRISTO

noviembre 7, 2017

El SEÑOR es mi roca, mi fortaleza y mi salvador. Mi Dios es mi roca, en quien encuentro protección. Él es mi escudo, el poder que me salva y mi lugar seguro. Salmo 18:2

UN CUENTO

Un gigante iba a atravesar un río profundo y vio allí a un pigmeo que no podía pasar. El pigmeo le pidió que lo pasara, a lo cual el gigante lo cargó y hacia la mitad de la travesía el pigmeo, desde su posición, vio a unos bandidos que les estaban apuntando. El pigmeo le avisó al gigante y volvieron hacia atrás. De este modo las flechas que les disparaban no les alcanzaron, y retornaron a la orilla, sanos y salvos. El gigante dio las gracias al pigmeo, pero éste le replicó: «Si no me hubiese apoyado en ti, no los hubiera visto».

Y QUÉ TAL TÚ

¿En los hombros de quién me sustento para andar en mi vida? He deicidio en quién apoyarme para andar por este mundo, como creyente en Jesucristo, he decidido al igual que el pigmeo, sustentarme en Su Palabra y de este modo, he aprendido a distinguir los enemigos de Su Verdad y antes de involucrarme con ellos, prefiero volver a la orilla con Él, porque Jesucristo es mi Gigante.

 

Leave a Comment