MI GOLIAT

mayo 13, 2018

Para el cristiano toda adicción o pecado dominante es un Goliat que hay que conquistar.

William MacDonald[1] 

¿Ya vieron al gigante? —preguntaban los hombres—. Sale cada día a desafiar a Israel. 1 Samuel 17:25 [NTV][2]

Un pecado del tamaño de Goliat, el cual siempre nos desafía, cada día se presenta con el objetivo de vencernos. ¿Cuál es tu Goliat? Todos tenemos uno que nos reta y nos quiere someter; pero todos los hijos de Dios, también tenemos el Espíritu Santo para conquistarlo e imponernos ante él. La lucha contra el pecado, es con oración, con ayuno y con el dominio propio que tenemos por medio del Espíritu Santo. De una cosa sí debemos estar conscientes, y es que, si no hay Espíritu Santo gobernando en nuestro ser, el pecado nos subyugará siempre.

 

[1] MacDonald, William. De día en día: 365 verdades por las cuales vivir, Editorial CLIE, 2009. ProQuest Ebook Central, Día 10 de Marzo.

[2] DHH: Biblia Dios Habla Hoy. E SWORD.

Leave a Comment